Foros > Foro Vecinal > Historias de VillaVerde ¡¡¡NO QUEREMOS PARAR!!!


Hay 8 visitantes activos
Respuestas: 2471. Mostrando del 641 al 660
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 51 52 53 54 55 56 57 58 59 60 61 62 63 64 65 66 67 68 69 70 71 72 73 74 75 76 77 78 79 80 81 82 83 84 85 86 87 88 89 90 91 92 93 94 95 96 97 98 99 100 101 102 103 104 105 106 107 108 109 110 111 112 113 114 115 116 117 118 119 120 121 122 123 124
-AÑADE AQUI TU COMENTARIO-
Web Espinillo
03/03/2004 11:42:10
Historias de VillaVerde ¡¡¡NO QUEREMOS PARAR!!!
Ultima respuesta:
23/11/2017 20:23:48
Es una cierta obsesión (en sentido positivo) de este web mostrarnos a nosotros mismos –primero- y, creyéndonoslo nosotros, a los demás, la fuerza que puede tener una masa de personas haciendo ciertos esfuerzos en la misma dirección. Zamora no se ganó en una hora y nada es sencillo, pero de momento hemos aplicado esta idea directamente desde el equipo del web en dos acciones concretas:

*Envío de emails al periódico 20Minutos (en el que quizá equivocamos el destinatario, ya que parece que ese periódico realza lo que puede los horrores de VillaVerde –no está mal para reivindicar que mejoren cosas malas- pero no tiene mucha simpatía por mostrar las virtudes o cosas positivas del distrito)

*Coordinación de las iniciativas antiolores y antirruido que hay desplegadas por las comunidades y comercios colaboradores

Os animamos a proponer cosas en este sentido y os comentamos una idea a ver qué os parece, a ver si habría personas interesadas en ella. Por aquí hay gente que escribe muy pero que muy bien. También hay una mezcla muy interesante entre personas que llevan toda su vida en VillaVerde con otras que han llegado en los últimos años o meses, o que están a punto de llegar. ¿qué os parecería utilizar toda esa diversidad para escribir un pequeño libro, digamos una “recopilación de pequeñas historias en VillaVerde”? Podría estar compuesto por capítulos y que cada internauta interesado escribiera uno, con absoluta libertad en la extensión, la temática concreta, etc? Lo único, que tuviera un nexo con VillaVerde. Podría ser realidad o ficción, a definir. El resultado se publicaría aquí, quedaría como un símbolo.
¿qué os parece? ¿variaciones a la idea? ¿Paz, Espinete, Gonza, Angel NS, Tomi, Angel, jarc54, M@rco, Jely, Raul, Vicky, Anais, Maribel, Chavo, ........ y un largo etcétera con todos los asistentes a este espacio de VillaVerde?

M@rco
17/05/2008 10:20:41
Pasado y presente de la Glorieta de Málaga.






Goyo
18/05/2008 02:41:26

Estaciones en Villaverde

Hasta 1954 (fecha en la que pasó a formar parte de Madrid), Villaverde contaba con las siguientes estaciones de ferrocarril:

Villaverde Antigua, que fue demolida en 1905 cuando MCP compró la estación de las Delicias. Estaba situada en el actual parque de la Dehesa Boyal.

Villaverde Apeadero. Este fue un primitivo edificio situado antes de la bifurcación de la línea Madrid-Alicante hacia la línea de Badajoz. Es la actual estación de Villaverde Bajo. Fue demolida en la guerra civil‚ siendo reconstruida en madera. En 1950 se reconstruyó en ladrillo, siendo reformada a su aspecto actual en 1998.

Villaverde Directa. Esta estación, propiedad de MCP, estaba situada en lo que en la actualidad es la calle Lenguas. El edificio, sin servicio desde 1957, perduró hasta 1998.

Villaverde Alto: desde 1957 es la actual existente.
Orcasitas. Este apeadero propiedad de MCP estaba situado dentro de las actuales instalaciones de Peugeot (antigua Barreiros). Su edificio fue demolido en una de las ampliaciones internas de Peugeot.

Apeadero de San Cristóbal de los Ángeles.
Goyo
20/05/2008 10:49:06
Toponimia franquista en las calles de Madrid

Villaverde

Calles: Albino Hernández Lázaro, Mariano Matesaz, Barriada Moscardo, etc

http://www.nodo50.org/foroporlamemoria/simbolos_franquistas/00164_callesfranquistas.pdf
coyote
20/05/2008 13:18:57
Mapa de VillaVerde de 1877



COAM. Periferia
M@rco
20/05/2008 17:02:51
El post de Goyo, actualizado

Toponimia franquista en las calles de Madrid

Villaverde


Albino Hernández Lázaro, C/ de
Fundador de Falange Española en la localidad de Villaverde. Desaparecería en los primeros días del
Alzamiento.

Ciudad de los Ángeles, Cª de la
Toma el nombre del próximo Cerro de los Ángeles.
Villaverde.

Ciudad de los Ángeles, Parque de la
Toma el nombre del próximo Cerro de los Ángeles. Tiene una extensión de tres hectáreas.
Se asigna en 1983. Villaverde.

Mariano Matesanz, C/ de
Diputado. Especializado en temas agrupecuarios. Uno de los grandes terratenientes en la zona; llegó
a poseer 176 parcelas, la mayoría arrendadas, y las otras en explotación agraria directa. Propietario
de la finca “Casa Grande”, que rodeaba la iglesia de San Andrés. Incluida en el callejero de 1958. Villaverde.

Moscardó, Barriada
Se asigna en 1943. Villaverde.

Paz, Colonia de la
Incluida en el callejero de 1958. Villaverde.

Teniente de Alcalde Pérez Pillado, Pz del
Constantino Pérez Pillado; 8-08-1912/10-02-1976. Nació en Sobrado de Picazo (Lugo), falleciendo en
Madrid. Concejal desde 1964 hasta 1976. Presidente de la Junta de Distrito de la Arganzuela-
Villaverde. Segundo Teniente de Alcalde, año 1971. Procurador en Cortes. Se asigna en 1976. Chamberí.

http://www.nodo50.org/foroporlamemoria/simbolos_franquistas/00164_callesfranquistas.pdf

Gracias por las últimas aportaciones
M@rco
27/05/2008 15:57:08
Lista de todos los pueblos en el radio de las diez leguas de Madrid a que se extiende la jurisdicción de la sala de señores Alcaldes de Casa y Corte, con expresión del número de vecinos que cada uno tiene, y leguas que dista de la corte

VillaVerde
Número de vecinos: 105
Leguas: 1

Manual de Madrid. Descripción de la Corte y de la Villa, por Ramón de Mesonero Romanos

Río Manzanares. Este río, aunque célebre por bañar la capital de España, no lo sería por el caudal de sus aguas, que es tan escaso, que ha dado lugar a las burlas de los poetas y gentes de buen humor. Nace en el término del lugar de Manzanares el Real (de donde toma el nombre), siete leguas de Madrid, y corriendo de N. O. a S. E., atraviesa el Pardo, deja a la derecha la Casa del Campo y a la izquierda la población de Madrid, y va a reunirse al Jarama junto al pueblo llamado Vacia-Madrid, tres leguas de la capital, y a las diez; poco más o menos de su nacimiento. Parece que en lo antiguo iba más caudaloso, pues tenemos la relación del viaje de Antonelli en tiempo de Felipe II, que desde el Jarama continuó por el Manzanares hasta el Pardo; pero nunca pudo ser gran cosa, pues, además de los proyectos que desde luego hubo de reunirle al Jarama, todos los escritos de aquella época acreditan ya su pobreza. Pero lo que sí es cierto, que con el derrame de las arenas viene el agua más oculta. Este río, como todos los que proceden de las nieves de la sierra, queda en verano casi en seco, lo cual recuerda una graciosa comparación de Tirso de Molina, que dice hablando con el río

«Como Alcalá y Salamanca
tenéis, y no sois colegio,
vacaciones en verano,
y curso sólo en invierno.»


A pesar de su escasez, este río es de grande utilidad a Madrid para fertilizar gran parte de su término, para el lavado de ropas, para los baños generales en verano, y para surtir el canal, de que hablaremos después. Sus aguas son delgadas y buenas, pero no se beben por estar destinadas al lavado.


Canal de Manzanares. Este canal fue proyectado, aunque en distintos términos que hoy existe, por los coroneles don Carlos y don Fernando Grunemberg en 1668. Pensaron estos principiarle en el Pardo, dirigiéndole hacia106 Vacia-Madrid, y desde aquí, con auxilio del Jarama, hacerle llegar hasta Toledo, atravesando el Tajo cerca del pueblo de Aceca; pero este proyecto, presentado a la reina gobernadora doña Mariana de Austria, no fue admitido. Un siglo después en 1770, y en el reinado de Carlos III, se obligó don Pedro Martinengo y compañía a hacer un canal navegable desde el puente de Toledo hasta Jarama, y conducir la navegación por las riberas del mismo, Henares o Tajo, a donde conviniere. De estas resultas se construyó por entonces el canal que existe por espacio de dos leguas, en las cuales se hicieron siete exclusas, cuatro molinos, y varios barcos de trasporte, plantándose sus orillas con una infinidad de árboles, como almendros, moreras, álamos blancos, y otros, que se regaron con el agua del mismo canal. Pero este proyecto no llegó a concluirse por entonces, ni en el siguiente reinado. Nuestro augusto Monarca, desde su regreso en 1814, miró con preferencia este canal, y a ella se debe el aumento de un trozo considerable para llegar a Vacia-Madrid, así como la recomposición de la cabeza o principio junto al puente de Toledo, esclusas, puentes, molinos, y la graciosa plazuela del embarcadero con una elegante puerta de entrada, así como también las oficinas necesarias para los dependientes, construcción de barcos, y por último una bonita capilla-parroquia.

Fuente:
http://www.cervantesvirtual.com
M@rco
04/06/2008 16:59:58








Fuente:
Dirección General de Patrimonio Histórico de la CAM
http://www.madrid.org
Goyo
12/06/2008 13:46:33
ÉTICA Y ESTÉTICA DE LA «ESCUELA DE VALLECAS»
Por FRANCISCO CALVO SERRALLER

La Escuela de Vallecas, el único grupo de vanguardia español que consiguió reaparecer tras la guerra civil, ha dado pie a todo tipo de polémicas. Por desgracia. estas polémicas se han solido centrar en la discusión sobre el papel desempeñado por este o aquel otro artistas en la génesis, desarrollo y ulterior replanteamiento post-bélico de la citada Escuela, con menoscabo de la significación artística en sí.
No es que me parezca mal aclarar los datos históricos y, a través de ellos, valorar con justicia la legitimidad y el mérito que corresponde a cada cual, pero creo que se ha inflado artificialmente el aspecto anecdótico, en este caso, de suyo, bastante simple.
De hecho, en lo que se refiere a la creación de la Escuela en 1927, año ciertamente fundamental -mítico - para la vanguardia histórica española, los testimonios rememorativos de sus principales protagonistas, Alberto Sánchez y Benjamín Palencia, resultan coincidentes, como también acaban casando perfectamente los datos proporcionados por quienes participaron en la experiencia vallecana de posguerra, por mucho que los enfrentamientos personales entre los mismos hayan encrespado los ánimos y amargado los recuerdos.
Dejemos, pues, de lado la dimensión anecdótica del asunto y vamos directamente con su interpretación histórico-artística. Me serviré para ello, una vez más, del archifamoso relato retrospectivo de Alberto Sánchez, donde expone el credo estético que orientó desde su origen la aventura. He aquí lo que en él se dice: «Al participar en la Exposición de Artistas Ibéricos, conocí a varios pintores. Casi todos se fueron después a París. Menos Benjamín Palencia. Palencia y yo quedamos en Madrid con el deliberado propósito de poner en pie el nuevo arte nacional, que compitiera con el de París”.
…“Durante un período bastante largo, a partir de 1927, más o menos, Palencia y yo nos citábamos casi a diario en la Puerta de Atocha, hacia las tres y media de la tarde, fuera cual fuese el tiempo. Recorríamos a pie diferentes itinerarios; uno de ellos era por la vía del tren, hasta las cercanías de Villaverde Bajo; y sin cruzar el río Manzanares, torcíamos hacia el Cerro Negro y nos dirigíamos hacia Vallecas. Terminábamos en el cerro llamado de Almodóvar, al que bautizamos con el nombre de Cerro Testigo, porque de ahí debía partir la nueva visión del arte español...”
…“Aprovechamos un mojón que allí había, para fijar sobre él nuestra profesión de fe plástica: en una de sus caras escribí mis principios; en otra, puso Palencia los suyos: dedicamos la tercera a Picasso. Y en la cuarta pusimos los nombres de diversos valores plásticos e ideológicos, los que entonces considerábamos más representativos; en esa cara aparecían los nombres de Eisenstein, El Greco, Zurbarán, Cervantes, Velázquez y otros.»
Como comenté en otra ocasión a este mismo respecto, salvo la cita admirativa de Picasso y Eisenstein, nada había en el texto de Alberto que recordara el espíritu iconoclasta de la vanguardia, y, en consecuencia, nada que se tradujera en algo más que en una actitud moral regeneracionista y en un estado emocional ante el paisaje.
Quiero decir que no hubo manifiesto plástico alguno de carácter formulario y que, por tanto, tampoco cabía esperar una orientación estética aglutinante, ni, en definitiva, esta vivencia compartida por los dos artistas amigos modificó de forma sustantiva su evolución artística respectiva.
Estilísticamente inmersos entre el postcubismo y el surrealismo naciente, Alberto y Palencia lo que trataban entonces es de dar con un argumento español, que nacionalizase el lenguaje cosmopolita de la vanguardia.
De todas formas, en el deseo proclamado de «poner en pie el nuevo arte nacional, que compitiera con el de París», una parte, la primera, estuvo al alcance de la mano.
Entre 1925 y 1931, años de gloriosa fecundidad dentro de la vanguardia plástica y literaria de nuestro país, prosperó una línea de neo-casticismo, cuyos ejemplos más sobresalientes fueron los de Maruja Mallo, pintora entonces de escenas populares; del propio Benjamín Palencia e incluso hasta de Ramón Gaya y Moreno Villa, por no hablar del cada vez más extendido desarrollo de los diversos realismos regionalistas no académicos.
El mundo literario aportaba los casos clamorosos del populismo andalucista de Lorca y Alberti, sin olvidarnos de un personaje, cuya sensibilidad campesina era casi un trasunto de la de Alberto Sánchez, como Miguel Hernández, del que, por cierto, el escultor toledano ha escrito una bellísima evocación. Si, por otra parte, no prescindimos del dato significativo de que en 1927 fue cuando Daniel Vázquez Díaz pinta los frescos de Moguer, en los que el cubismo académico y las ínfulas monumentalistas del maestro onubense demuestran una querencia hacia la tradición española de corte zurbaranesco, la más silenciosa y mineral, comprenderemos mejor el caldo de cultivo de la Escuela de Vallecas.
La lectura atenta de lo escrito por Alberto sobre "La Escuela", así como la contemplación de las cosas creadas entonces por él y por Benjamín Palencia, ciertamente demuestran que, teoría y práctica, el lenguaje plástico empleado por ambos eran una amalgama de elementos fauves, cubistas y surrealistas, cuyo factor aglutinante debía ser ese brote de sentimiento nacionalista, pero interpretado en clave regeneracionista.
Que entre los eventuales visitantes de la experiencia vallecana se encontraran Maruja Mallo, Juan Manuel Caneja, Lorca, Bergamin y Alberti refuerza el sentido de esta interpretación.
…Resulta harto significativo el enfrentamiento verbal entre Unamuno y Alberto, relatado por este último, pues, más allá de la anécdota desencadenante, revela el cambio de mentalidad de una generación a otra.
Fuera como fuese, la guerra civil truncó de raíz las ilusiones y posibilidades implícitas en una experiencia como la de la Escuela de Vallecas. ¿Cómo entonces surgió esa otra versión de posguerra? Voy a prescindir del factor nostálgico, que impulsó a Benjamín Palencia a volver sobre sus pasos, acompañado esta vez por un grupo de jóvenes pintores.
Desde esa perspectiva, puede uno explicarse la ilusión con que Alvaro Delgado, Carlos Pascual de Lara, Gregorio del Olmo, Enrique Núñez Castelo y Francisco San José rodearon inicialmente a Benjamín Palencia y le siguieron en su intento de resucitar la Escuela de Vallecas. Fue, no obstante, una ilusión pasajera, que, además, no se prolongó mucho en el tiempo para la mayoría de ellos, ya que, salvo San José, el ultimo incorporado, todos abandonaron en 1942.
Suscribo, por consiguiente, la opinión testimonial de Alvaro Delgado cuando afirma que «la Escuela de Vallecas - se entiende que en esta su segunda versión no fue sino una idea que jamás, en momento alguno, tuvo realidad; las posibles influencias que pudo tener en principio nuestra pintura de la pintura de Palencia, las hubiésemos tenido sin estar en Vallecas; viéndola en exposiciones».
Esta necesaria puntualización no resta importancia a la Escuela de Vallecas. Desde mi punto de vista, su huella legendaria en el arte español contemporáneo tendrá siempre que ver, tanto en su primera versión de antes de la guerra como en la de después, con un estado de ánimo y con una actitud moral más que con una fórmula artística concreta. Por lo demás tampoco ha sido ésta la primera vez que en nuestro arte desempeñan un papel relevante un tipo de vivencia ética, pues, como ha escrito J. C. Mainer, «la literatura y el arte en España es casi siempre una apuesta a favor de la historia política y corre, por lo tanto, los mismos riesgos que ésta».



Goyo
13/06/2008 13:18:36
FUERZA DEL MANZANARES
La voz de bronce no hay quien la estrangule:
mi voz de bronce no hay quien la corrompa.
No puede ser ni que el silencio anule
su soplo ejecutivo de pasión y de trompa.
Con esta voz templada al fuego vivo,
amasada en un bronce de pesares,
salgo a la puerta eterna del olivo,
y dejo dicho entre los olivares...
El río Manzanares,
un traje inexpugnable de soldado
tejido por la bala y la ribera,
sobre su adolescencia de juncos ha colgado.
Hoy es un río y antes no lo era:
era una gota de metal mezquino,
un arenal apenas transitado,
sin gloria y sin destino.
Hoy es un trinchera
de agua que no reduce nadie, nada,
tan relampagueante que parece
en la carne del mismo sol cavada.
El leve Manzanares se merece
ser mar entre los mares.
Al mar, al tiempo, al sol, a este río que crece,
jamás podrás herirlos por más que les dispares.
Tus aguas de pequeña muchedumbre,
ay río de Madrid, yo he defendido,
y la ciudad que al lado es una cumbre
de diamante agresor y esclarecido.
Cansado acaso, pero no vencido,
sale de sus jornadas el soldado.
Miguel Hernández Viento del pueblo
En la boca le canta una cigarra
y otra heroica cigarra en el costado.
¿Adónde fue el colmillo con la garra?
La hiena no ha pasado
a donde más quería.
Madrid sigue en su puesto ante la hiena,
con su altura de día.
Una torre de arena
ante Madrid y el río se derrumba.
En todas las paredes está escrito:
Madrid será tu tumba.
Y alguien cavó ya el hoyo de este grito.
Al río Manzanares lo hace crecer la vena
que no se agota nunca y enriquece.
A fuerza de batallas y embestidas,
crece el río que crece
bajo los afluentes que forman las heridas.
Camino de ser mar va el Manzanares:
rojo y cálido avanza
a regar, además del Tajo y de los mares,
donde late un obrero de esperanza.
Madrid, por él regado, se abalanza
detrás de sus balcones y congojas,
grabado en un rubí de lontananza
con las paredes cada vez más rojas.
Chopos que a los soldados
levanta monumentos vegetales,
un resplandor de huesos liberados
lanzan alegremente sobre los hospitales.
El alma de Madrid inunda las naciones,
el Manzanares llega triunfante al infinito,
pasa como la historia sonando sus renglones,
y en el sabor del tiempo queda escrito.

MIGUEL HERNÁNDEZ (Viento del pueblo 1936-1937)

Comentario del amigo Tovarix:

Precioso.

Aunque Miguel Hernández nunca dejó de ser poeta, su oficio habitual, se alistó en el 5º Regimiento que luego defendería Madrid del levantamiento militar. Nunca imaginé que estuviera por nuetros barrios, en el Parque Lineal, defendiendo a la República… Es curioso que lo que describe esté intacto hoy, una memoria histórica conservada en la inmensa dispensa que es el Parque Lineal.

Al final de la guerra, el poeta es encarcelado varias veces, no por soldado, sino por poeta. En la última de ellas muere, débil y enfermo. Otra de las condenas a muerte que nunca se firmaron.

M@rco
19/06/2008 16:05:53


http://pares.mcu.es/ArchivoRojo
coyote
19/06/2008 16:13:27
Conquista de Villaverde por parte de las fuerzas leales


M@rco
01/07/2008 05:44:29
La primera depuradora madrileña

En Madrid hubo de esperar algo más de tres décadas para que se comenzase a construir la primera estación depuradora de aguas residuales, pues hasta ese momento no existían mas que algunos pozos negros y otros sistemas simples de depuración, vertiéndose la mayor parte del agua negra a las calles o en el mejor de los casos al río Manzanares, convertido en una auténtica cloaca nauseabunda, en la cual se bañaba la gente y lavaba sus ropas. Es con el diseño y construcción de la depuradora de “La China” que se comienza a afrontar el tema de la depuración en Madrid; la obra civil de esta estación se comenzó en 1932, con un diseño para 650.000 he con un caudal medio de 2 m3/s, completándose con una ampliación en 1934. Pero estos comienzos tardíos se vieron frenados en seco, pues la construcción se paraliza en 1936, y no se continua hasta 1950, completándose del diseño original únicamente el tratamiento primario y no siendo hasta 1963 que se amplio incorporándole un sistema de digestión aeróbica.

La desidia de la administración junto con la falta de conciencia de los ciudadanos, que no veían como una necesidad el tratamiento de las aguas residuales hizo que esta situación perdurase casi otras dos décadas, siendo en 1981 cuando se afronta el 1er Plan de Saneamiento Integral de Madrid (PSIM), ampliándose la depuradora de “La China” y construyéndose en los años siguientes hasta cuatro depuradoras nuevas para tratar el agua de Madrid capital. Esta situación se completó con la aprobación del Plan Integral de Aguas de Madrid en 1984 que llevó a la construcción de otras sesenta depuradoras en la Comunidad de Madrid en los siguientes diez años.

De manera simultánea se procedió a la mejora y ampliación de las ya existentes como es el caso de depuradora de “La China” que a su vez se amplia en 1994 aumentando la capacidad de aireación, completándose en 1996 una 2ª fase con el aumento de la flotación. En el año 2000, y dentro del 2º PSIM, se realizó la 3era fase de mejoras medioambientales de dicha depuradora con la incorporación de un sistema de tratamiento terciario para la reutilización del agua tratada en el riego de unos veinte parques y jardines.





Fuente:
http://turan.uc3m.es/
M@rco
15/07/2008 16:24:05
Allá que van un par de frikadas ...




M@rco
20/07/2008 16:48:19
La ofensiva sobre Madrid en la Guerra Civil



http://www.ucm.es/info/hcontemp/madrid/madrid%201936.htm
EDUARDO
02/08/2008 09:19:59
hola qisiera que alguien me mandara fotos del barrio de los toreros
coyote
07/08/2008 01:51:18
Un abanderado de la arqueología madrileña

El Museo de los Orígenes rinde homenaje a José Pérez de Barradas

José Pérez de Barradas (Cádiz, 1897-Madrid, 1981), uno de los grandes arqueólogos españoles, recibe hasta noviembre el homenaje del Museo de los Orígenes, en la plaza de San Andrés. La muestra aborda tres facetas de la vida del científico: la arqueología, su inmersión en el arte de la América precolombina y sus incursiones en la antropología que, junto con investigaciones sobre la presencia romana en España y el legado visigodo, encaró el arqueólogo con un rigor que le granjeó nombradía mundial.

De formación científico-naturalista, en 1917 se adentró en el mundo de la prehistoria siguiendo la estela de Hugo Obermaier, el arqueólogo alemán llegado a Madrid al calor de los fabulosos descubrimientos de Casiano del Prado en 1868 en las terrazas del Manzanares: el río había excavado durante siglos un valle de 50 metros de profundidad, idóneo para el florecimiento de seres tan singulares como el Paleoloxodon antica, elefante madrileño, los mastodontes u otros paquidermos conocidos como matritensis.

Contratado por el Ayuntamiento de Madrid, cuyo Servicio de Investigaciones Prehistóricas dirigió a partir de 1928, así como el Museo Municipal de Prehistoria, Pérez de Barradas encontró un prodigioso hallazgo: un molar infantil, el vestigio humano más veterano de los descubiertos en Madrid, y que data de hace 150.000 años, aproximadamente. Así lo avala Alfonso Martín Flores, comisario, con Enrique de la Carrera, de la exposición.

La colección de bifaces de sílex, de una edad de hasta 240.000 años; el repertorio de vasos de cerámica, ollas, orzas y vasijas que la exposición exhibe da una idea de la riqueza documental prehistórica que las riberas aterrazadas del río Manzanares atesoraron a lo largo de centurias, hasta que mediado el siglo XX un proceso de crecimiento urbano sin miramientos arqueológicos, remachado por el soterramiento de la M-30, diezmó sus riquezas.

Pérez de Barradas consiguió con sus investigaciones emancipar a la prehistoria de la esfera de las ciencias naturales, donde languidecía desde tiempo atrás, para integrarla en el seno de las ciencias de la historia. Entre 1936 y 1938, el científico gaditano residió en Colombia, donde clasificó el riquísimo patrimonio precolombino del Parque Arqueológico de San Agustín, uno de cuyos tótems se muestra en la exposición, a la que el Museo de América ha prestado copias del tesoro de los Quimbaya.

Su pasión por el universo visigodo se vio interferido entre 1940 y 1944 por el interés de los jerarcas nazis en forzar hallazgos de nexos raciales entre España y Alemania, episodio del que da irónica cuenta la muestra, que exhibe en otra sala láminas botánicas para documentar su libro Plantas mágicas americanas, tratado sobre vegetales alucinógenos cosechados en territorio de los indios paeces, en el Alto Magdalena. Completa la exposición una serie de estudios de antropometría y de castas sobre hibridajes y mestizajes a los que dedicó sus últimos años. El Museo de los Orígenes adquirió este legado, su archivo y biblioteca a los cinco hijos de José Pérez de Barradas y Paula de Acha.

http://www.elpais.com/articulo/madrid/abanderado/arqueologia/madrilena/elpepuespmad/20080807elpmad_8/Tes
Goyo
09/08/2008 11:19:56
Para descargar, el libro guia y el políptico de la exposición de Perez Barradas:

www.munimadrid.es/portal/site/munimadrid/menuitem.699e185c5da0b0aa7d245f019fc08a0c/?vgnextoid=5423bd0ef5c... - 22k -

La exposición, es interesante y se puden ver alguna cosa inédita sobre la villa romana de Villaverde, recomiendo la visita para el que este interesado en dicha villa.

Me voy de nuevo.
M@rco
10/08/2008 09:26:32
El fichero que menciona Goyo








Goyo
07/09/2008 11:52:50
Choque de trenes en Villaverde 1921




M@rco
08/09/2008 05:52:57
A eso se le llama "volver de las vacaciones por la puerta grande".

¡¡ Impresionantes imágenes Goyus !!
Mostrando del 641 al 660
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 51 52 53 54 55 56 57 58 59 60 61 62 63 64 65 66 67 68 69 70 71 72 73 74 75 76 77 78 79 80 81 82 83 84 85 86 87 88 89 90 91 92 93 94 95 96 97 98 99 100 101 102 103 104 105 106 107 108 109 110 111 112 113 114 115 116 117 118 119 120 121 122 123 124
-AÑADE AQUI TU COMENTARIO-
Foros > Foro Vecinal > Historias de VillaVerde ¡¡¡NO QUEREMOS PARAR!!!



(C) AAVV El Espinillo 2003

© Designed by DreamTeam