Foros > Foro Vecinal > Historias de VillaVerde ¡¡¡NO QUEREMOS PARAR!!!


Hay 11 visitantes activos
Respuestas: 2470. Mostrando del 2001 al 2020
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 51 52 53 54 55 56 57 58 59 60 61 62 63 64 65 66 67 68 69 70 71 72 73 74 75 76 77 78 79 80 81 82 83 84 85 86 87 88 89 90 91 92 93 94 95 96 97 98 99 100 101 102 103 104 105 106 107 108 109 110 111 112 113 114 115 116 117 118 119 120 121 122 123 124
-AÑADE AQUI TU COMENTARIO-
Web Espinillo
03/03/2004 11:42:10
Historias de VillaVerde ¡¡¡NO QUEREMOS PARAR!!!
Ultima respuesta:
12/11/2017 18:56:41
Es una cierta obsesión (en sentido positivo) de este web mostrarnos a nosotros mismos –primero- y, creyéndonoslo nosotros, a los demás, la fuerza que puede tener una masa de personas haciendo ciertos esfuerzos en la misma dirección. Zamora no se ganó en una hora y nada es sencillo, pero de momento hemos aplicado esta idea directamente desde el equipo del web en dos acciones concretas:

*Envío de emails al periódico 20Minutos (en el que quizá equivocamos el destinatario, ya que parece que ese periódico realza lo que puede los horrores de VillaVerde –no está mal para reivindicar que mejoren cosas malas- pero no tiene mucha simpatía por mostrar las virtudes o cosas positivas del distrito)

*Coordinación de las iniciativas antiolores y antirruido que hay desplegadas por las comunidades y comercios colaboradores

Os animamos a proponer cosas en este sentido y os comentamos una idea a ver qué os parece, a ver si habría personas interesadas en ella. Por aquí hay gente que escribe muy pero que muy bien. También hay una mezcla muy interesante entre personas que llevan toda su vida en VillaVerde con otras que han llegado en los últimos años o meses, o que están a punto de llegar. ¿qué os parecería utilizar toda esa diversidad para escribir un pequeño libro, digamos una “recopilación de pequeñas historias en VillaVerde”? Podría estar compuesto por capítulos y que cada internauta interesado escribiera uno, con absoluta libertad en la extensión, la temática concreta, etc? Lo único, que tuviera un nexo con VillaVerde. Podría ser realidad o ficción, a definir. El resultado se publicaría aquí, quedaría como un símbolo.
¿qué os parece? ¿variaciones a la idea? ¿Paz, Espinete, Gonza, Angel NS, Tomi, Angel, jarc54, M@rco, Jely, Raul, Vicky, Anais, Maribel, Chavo, ........ y un largo etcétera con todos los asistentes a este espacio de VillaVerde?

M@rco
29/03/2013 07:34:51
La historia de Orcasitas

Jueves 17 de diciembre de 2009



POBLADORES DEL BARRO

Llegaron de los campos de Toledo, Extremadura, Andalucía... La tierra no les daba para vivir y tuvieron que emigrar para “buscarse la vida”. Algunos huían de la represión tras la guerra civil, buscando un nuevo lugar en el que comenzar. Todos tenían un denominador común: trataban de sobrevivir en los tiempos del hambre.

Venir a Madrid era una aventura en busca de la “tierra de las oportunidades” similar al “sueño americano” en versión cañí.

Vinieron en camiones, por carreteras polvorientas y llenas de baches. En el equipaje se traían parte de su vida anterior en forma de trastos y enseres. No faltaban las gallinas que daban al viaje una animación peculiar.

En esta búsqueda de una vida más digna Orcasitas era zona de paso, la penúltima estación antes de llegar a la gran ciudad. Aunque muchos, la mayoría, terminaron quedándose aquí. Al llegar a Madrid, quienes venían a Orcasitas tenían una cita en las “Bodegas Consuegra”. Éstas eran el centro neurálgico del barrio, un lugar al que acudía todo el mundo para hacer contactos, reencontrarse con los paisanos del pueblo y que éstos les ayudasen a dar los primeros pasos en la ciudad.

Tiempos de pensiones y estufas de carbón desesperantes. Tiempos en los que las primeras lluvias formaban un barro que provocaba maldiciones y lamentos: “maldito el primero que vino a Orcasitas, que no hay más que barro”, dijo alguna buena mujer.

Aguadores y cántaros de agua, basureros en cada descampado, orinales en cada casa, escasez y falta de espacio hasta para dormir. Era una época en la que había que pedir permiso a Sanidad, además de pagarle al funcionario de turno unas dádivas y que diera permiso para instalar en casa un water sin disponer siquiera de alcantarillado.

Tiempos de miedo a la piqueta. En cualquier momento podían tirarles la habitación que habían construido con nocturnidad y la alevosía de atreverse a buscar un poco de dignidad. Por aquel entonces incluso traían a los presos políticos para tirar las casas. Una más de las paradojas provocadas por la terrible dictadura.

Con la llegada de las gentes del campo, la ciudad iba ensanchando y poco a poco superaba silenciosamente los límites establecidos por los cuarteles militares.

Allá por 1956 La Meseta crecía principalmente por dos calles que bajaban por donde ahora está el campo del Orcasitas, la Calle Pradera del Valle y la Calle Antonio Domínguez. Allí se iban emplazando casas bajitas, hechas a escondidas, algunas de noche. Lugares en los que empezar de nuevo, lugares para albergar en poco espacio a familias enteras.

Por aquel entonces Orcasitas pertenecía al pueblo de Villaverde. Tenía una pequeña escuela, la de Don Ramón “el loco”, a quien se tenía por hombre cultivado y que acabó en un manicomio. Por su escuela, que era también su casa, pasaron muchos niños de Orcasitas.

Don Ramón tenía una letra preciosa. Los Domingos iba por los bares con Tomasín con la honrosa intención de reclutar niños para su escuela. El sistema era simple, marketing directo: Tomasín recitaba los ríos de España cuando Don Ramón se lo decía, tras lo cual los lugareños admirados, enviaban a sus hijos a la escuela para que los aprendieran también.

Al igual que Don Ramón en Meseta hubo un Don Alejandro en lo que sería el actual Poblado. Maestros, de barrio, con mucha voluntad y pocos medios.

La vida cotidiana era dura. Los padres iban a trabajar andando hasta Legazpi o a Isabelita Usera para coger el tranvía. En pleno invierno y caminando por la vía del tren para no pisar charcos, comenzaba cada mañana una dura jornada de trabajo que terminaba cuando caía el sol. Al final del día muchos frecuentaban los bares del barrio, auténticos hervideros llenos de vida. Las Bodegas Consuegra, el Bar Casablanca, el Bar de Ambrosio, la Belviseña, que luego fue bailongo, el Virdella, el Bar del Zamorano, el Bar de Negreira, el Bar de los Pinchos, que tenía dos plantas y estaba en la calle Joaquín Francés. Todos eran lugares a los que se acudía, con más sed que dinero, en busca de un rato de charla y un chato de vino.
Mientras, las madres se ocupaban de la casa y los hijos. Era un trabajo duro, pues había que ir a por agua a los tanques, lavar la ropa, remendar descosidos, y hacer el cocido diario con más “gabrieles” que “pringá”, que era la comida habitual. Los huevos fritos con patatas y el pollo asado quedaban para los días de fiesta. Las mujeres mantenían y cuidaban la familia. Esas mujeres fueron decisivas para que el barrio saliera adelante. Con el tiempo tomarían un protagonismo acorde con sus méritos; pero esa es otra historia que algún día deberá ser contada.

La radio era una de las ilusiones de aquel entonces: “cuando sentemos el ato tendremos radio”, decía la madre del pequeño Félix López-Rey, que más tarde lideraría el movimiento vecinal más interesante de cuantos habrían de acontecer en la llamada “Transición Política”. Cuando por fin pudieron comprarse una Tersicore la radio entró a formar parte de sus vidas y, con gran expectación, escucharon a Bobby Deglané, “Matilde Perico y Periquín” e incluso al hijo del señor Antonio el sereno, que un día fue al concurso “Vale todo”; también “Los Formidables”, que acabaron dedicando un programa a Orcasitas.

La vida de Orcasitas transcurría apaciblemente, como en un pueblo. La hora de la siesta servía para que las madres salieran a la puerta de las casas para hacer encaje de bolillos mientras conversaban sentadas en una silla de esparto.

Los Domingos eran para descansar y disfrutar. El “Cine Baile”, que estaba en la Gran Avenida, marcó toda una época. Era el sitio de moda en el barrio. Se proyectaban películas y se organizaba un baile los Domingos. Otros bailongos fueron: “Las Vegas” y “El Paraíso” en La Agrícola (Orcasur). Más tarde se puso en marcha otro bailongo que también fue importante en el barrio: La Belviseña”. Y cómo no, el fútbol. Los equipos de barrio proliferaron en Orcasitas, que en 1956 ya contaba con cuatro clubes futboleros: El Alegría, el Maris Stella, el San Paulino y el propio Orcasitas, que tenía su campo en la calle Felisa Alonso, pegado a la vía en lo que hoy es Orcasur junto a la Avenida de los Poblados. Sus hazañas deportivas fueron muchas y dieron lugar a lo que hoy es la Agrupación Deportiva Orcasitas. El equipo del barrio. El Fútbol fue importante en la vida de los más pequeños, que incluso podían sacar unas perras vendiendo “La Goleada” y “La Gaceta” a la salida de los cines y en las puertas del metro.

La vida de los más pequeños discurría con alegría. Jugaban en las Praderas del Pradolongo y ensuciaban sus pantalones de la semana. El actual parque era un bello paraje por el que discurría un arroyo, aunque siempre estaba lleno de ratas. Los chavales de Orcasitas hacían grandes batallas a pedradas con los de Usera. Acudían a misa todos los Domingos y se sacaban unas perras recogiendo huesos o balines de la guerra civil para luego venderlos. En las inmediaciones del “Cine Baile” se juntaban para intercambiar tebeos del Capitán Trueno y novelas de Corín Tellado.

Otro trabajillo de los niños consistía en acompañar a sus hermanas mayores al autobús cuando éstas iban a Madrid. Les llevaban los zapatos para que no se mancharan de barro. Cuando llegaban a la parada se quitaban las botas de agua y se ponían los zapatos para estar guapas y limpias de cascarrios (barro) en la ciudad. Los niños retornaban a casa con las botas de agua y a cambio recibían una propinilla.

Ir a Madrid era toda una odisea. Había que coger una Camioneta de “La Adeva”, que pasaba por San Fermín y que siempre venía llena. Más tarde, comenzaron a llegar camionetas pirata que paraban justo delante de las Bodegas Consuegra. Lo más habitual era ir andando hasta Legazpi. Más tarde llegaron las Camionetas Valdés, que como el actual 78 de la EMT, hacían el recorrido de Orcasitas a Embajadores.

Todos tendemos a endulzar los recuerdos. La vida está plagada de momentos felices aún en las peores condiciones, pero es necesario decir que las casi 2500 familias que poblaron Pradolongo y Meseta en los años cincuenta y primeros sesenta, pasaron grandes precariedades y tuvieron unas condiciones de vida extremas, con falta de agua, electricidad y sin unas condiciones mínimas para la higiene básica. Fueron muchos los que murieron a causa de que las ambulancias no llegaran o embarrancaran en La Gran Avenida. Otros tuvieron que ser trasladados por los propios vecinos hasta una zona donde poder ser recogidos. Sirvan estas líneas como homenaje a quienes, desde la más absoluta de las precariedades, aprendieron a soñar con un mundo mejor.

http://orcasitas.org
M@rco
03/04/2013 20:06:26
Abril de 1957. Exposición Nacional Siderometalúrgica


rafael
15/04/2013 13:40:48
Para LOLA y x223w
Conozco algunos amigos que han trabajado en Giralt hasta hace muy poco. Pronto les veré y preguntaré por esa suegra tan guapa de la que habla LOLA. Seguro que la conocerán. Yo recuerdo a una amiga que trabajaba allí de telefonista. Se llamaba Esperanza "Pachi" para sus vecinos. Una chica bajita, pero muy maja. ¿Seguirá en Villaverde?

x223w dices que tu padre se acuerda de un tal Vaquero. Yo le conocí. Era mi vecino. Vivía en el antiguo local de teléfonos. Su mujer, la "señá" Francisca, algo gruesa, era también una bellísima persona, como su marido. Creo que él fue concejal del Ayuntamiento antes de la guerra. Conocí a su nieto que era muy majo.
Tu padre habla de otra persona a la que llamaban "el Chato". ¿No será "el Chelo"? que también trabajaba en Giralt y vivía a su lado. Hace poco le vi. Tenía problemas con una pierna, pero seguía paseando por el pueblo, a sus más de 90 años. Los más antiguos le conocerán bien, ya que era el que sellaba las quinielas en el bar de Remigio, en la plaza Mayor.

Y para los Cronistas Villaverde, aclarar que el que ocupó durante años la nueva Casa Sindical de Villaverde, fue José Bañales, el que organizó la construcción de los pisos de Zarzaquemada para los vecinos de del pueblo.
Andando el tiempo fue presidente del Sindicato Provincial del Metal, concejal del Ayuntamiento de Madrid, Diputado Provincial y, por último, Procurador en Cortes. Con el inicio de la democracia se presentó por Alianza Popular, con Fraga, pero no salió elegido. Falleció en el 2003.
M@rco
15/04/2013 19:07:12
Cuanta historia en unas pocas frases, Rafael. Tú si que eres CRONISTA del pueblo, y con mayúsculas

Otro viaje al pasado ...


CRONISTAS VillaVerde
16/04/2013 19:44:43
Talleres Autónomos Villaverde Bajo Renfe, 1960



Publicada en
http://www.facebook.com/Cronistas.VillaVerde
F Martin
20/04/2013 05:35:27
Hola yo también nací en Villaverde, creo que es muy importante la labor que entre todos estais haciendo para recuperar la historia de las gentes de este barrio y me gustaría aportar en la medida que pueda ( tengo mala memoria ) los recuerdos y vivencias de nuestros vecinos tanto de los de hoy como de los ausentes.
F Martin
20/04/2013 06:00:18
Hola A Rojas fuiste tu al colegio de Don Enedino Villaverde? yo también, en ese periodo hice la comunión y recuerdo la dureza de la disciplina con que nos trataban, (castigados de rodillas con los brazos en cruz, sin recreo por hablar etc.. j.. que duro era ). Mas tarde Don Enedino creo que puso una librería en la calle Espinela y otro profesor una ferretería en la calle Calamina. Apesar de lo estricta que era la disciplina guardo buenos recuerdos de estos profesores, con el paso del tiempo te das cuenta de que trataban de educar a los chavales con mucha disciplina, pero también con cariño.
Mamen
22/04/2013 17:24:03
Los cines son el Cinema FLorida por Gral Ricardos y el España, en Marqués de Vadillo
teresa
25/04/2013 07:38:27
Hola de nuevo, hace un montón que no entro, y aquí en cuanto te descuidas dejas la pagina 91 y cuando entras de nuevo ya va por la 115. Eso es fantástico. Quisiera decirle a Arojas sobre el colegio al que fue de pequeño, que efectivamente era el Colegio Villaverde, que estaba encima de la Zapatería Calzados Paz y la sala de fiestas donde ahora está el BBVA. Yo también fui a ese cole de los 7 a los 12 años, es decir de 1964 a 1969. Cuando yo llegué don Enedino ya no estaba, el director era don Asterio y también daba clases el que después fue dueño de la ferretería Herrera, que ya ha fallecido. Es cierto que eran rigurosos, pero la verdad es que se aprendía un montón, lo malo es que como eran dos pisos, los recreos los pasabamos en clase y si hacías demasiado ruido te castigaban sin recreo. Si cierro los ojos, veo perfectamente la distribución de los pisos. Qué tiempos...
teresa
25/04/2013 07:45:18
Lo anterior también es para F Martin, que veo que también "padeció" el mismo cole. Es broma, ahora visto desde la actualidad comprendo que no fueron tan malos. Además, yo venía del colegio de las monjas, el del Carmen, en Real de Pinto, donde había hecho la comunión, y casi casi tuvieron que enseñarme a sumar y restar los pobres, eso sí, hacía unos bordados preciosos.
M@rco
25/04/2013 19:32:43
Aprovechando que habláis de los colegios ...

Agosto de 1966



La respuesta no se hizo esperar. Septiembre de 1966



Que fluyan los recuerdos
teresa
29/04/2013 08:12:00
La verdad es que en el Colegio Villaverde te enseñaban y después nos íbamos a examinar al Beatriz Galindo, así que al menos en ese cole se lavaban las manos. Supongo que después ya estaría reconocido por el Ministerio y examinarían en el mismo, pero ya digo que en mis tiempos nos examinábamos fuera.
joto
29/04/2013 17:13:56
Hola a todos y disculpad que no siga con los colegios pero... ¿sabéis que empresa era esta cuyo edificio principal (en la foto) ha sido derribado hace menos de un año?


coyote
30/04/2013 16:51:02
esto es Marconi no?
Goyo
01/05/2013 05:23:12
Eso parece. Lo acompaño con una foto de la cosecha de Joto


M@rco
05/05/2013 19:42:57


MUSEO EDUARDO BARREIROS
http://www.pegasoesmicamion.com/
coyote
06/05/2013 05:22:29
Seguimos con Barreiros...




Segadora
06/05/2013 13:40:06
Pues esa foto, según mis cálculos, debe ser, como mucho, de 1965 pues esos son los Dodge Dart 270 con faro redondo. Los primeros que se fabricaron, después ya pasarían a faro cuadrado.
M@rco
06/05/2013 18:43:57
Fueron tomadas un 22 de septiembre de 1965
Cronistas VillaVerde
13/05/2013 06:44:30
Un interesante documental sobre la fabricación de automóviles en España, y como no, no podía faltar Barreiros

http://www.rtve.es/television/20130506/cronicas-historias-retrovisor/656962.shtml?fb_action_ids=10200723157353883&fb_action_types=og.recommends&fb_source=other_multiline&action_object_map=%7B%2210200723157353883%22%3A186397694845349%7D&action_type_map=%7B%2210200723157353883%22%3A%22og.recommends%22%7D&action_ref_map=%5B%5D
Mostrando del 2001 al 2020
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 51 52 53 54 55 56 57 58 59 60 61 62 63 64 65 66 67 68 69 70 71 72 73 74 75 76 77 78 79 80 81 82 83 84 85 86 87 88 89 90 91 92 93 94 95 96 97 98 99 100 101 102 103 104 105 106 107 108 109 110 111 112 113 114 115 116 117 118 119 120 121 122 123 124
-AÑADE AQUI TU COMENTARIO-
Foros > Foro Vecinal > Historias de VillaVerde ¡¡¡NO QUEREMOS PARAR!!!



(C) AAVV El Espinillo 2003

© Designed by DreamTeam