Foros > Rastro de Madrid > Patrimonio de una guerra


Hay 4 visitantes activos
Respuestas: 2. Mostrando del 1 al 2

-AÑADE AQUI TU COMENTARIO-
Coyote
17/04/2006 05:33:45
Patrimonio de una guerra
Ultima respuesta:
12/07/2006 10:35:09
Sesenta años después de la Guerra Civil es posible encontrar en la región fortines y trincheras que muchos creen imprescindible conservar

Coyote
17/04/2006 05:36:57
Madrid, 15/04/2005. Javier González Cuesta

Asediada por el bando sublevado, Madrid fue, junto al frente del Ebro, uno de los puntos más decisivos en el curso de la Guerra Civil. Decenas de miles de vidas fueron segadas en la batalla por la toma de la capital de la República, aunque ésta sobrevivió hasta el final de la Guerra. No obstante, la intensa huella que dejaron aquellos combates ha quedado reflejada en los restos que aún, a día de hoy, se pueden encontrar por toda la Comunidad, restos que podrían desaparecer de no tomarse medidas para su conservación. Sin embargo, cada vez son más las iniciativas políticas y privadas que luchan por no perder un patrimonio que muchos consideran como bien de interés cultural.

Situado en el cerro Don Pepito, más allá de los nucleos urbanos de la Sierra Norte, un fortin artillero del bando nacional aguarda la llegada del senderista. La construcción que una vez defendió la colina, ahora queda como testigo silencioso de la batalla junto a otras posiciones fortificadas de la zona. Y al otro lado de la línea del antiguo frente, a muchos kilómetros de distancia, aún quedan los fortines y trincheras desde donde el bando republicano plantó cara. Con un poco de paciencia y algo de suerte, el caminante puede hallar alguna bala en el suelo. Son los recuerdos de tres años de guerra.

Javier Rodríguez Fernández es uno de los pioneros en la busqueda de restos de la Guerra Civil. Junto a otros trincheristas forma parte del Grupo-Busqueda de Fortines formado por unos senderistas entusiasmados por aquella etapa histórica que colaboran para encontrar los restos de las batallas, al igual que hace el Grupo de Estudios del Frente de Madrid, la Asociación GEFREMA. Cada vez son más los interesados en visitar estos restos, tanto que las webs dedicadas a estos estudios han crecido en número. No sólo cientos de personas se ponen en contacto con estos grupos para averiguar dónde encontrar los fortines y trincheras; también están surgiendo propuestas como la que solicita declarar Parque Histórico la zona donde tuvo lugar la batalla del Jarama.

Cuatro son las zonas de la Comunidad donde se pueden hallar los restos del frente. A los vestigios que quedan de las batallas de Brunete y Jarama de 1937 se suman las estructuras construidas en las lineas de la Sierra y lo que una vez fueron los dos cinturones de fortines de hormigón republicanos que se levantaron en la periferia de Madrid. La conservación de los restos es muy dispar. En algunos casos es buena -"la mejor sin duda es la de Fresnedillas de la Oliva", afirma Rodriguez, y mala en otros muchos. "El estado de los restos ha dependido de los intereses de la construcción, de los chatarreros que se llevaron los metales de los fortines tras la guerra y, por supuesto, del curso de la batalla" dice este trincherista. Por ello, es recomendable visitar aquellos fortines que permanecieron en la retaguardia, lejos del combate, el fuego y la destrucción, y los que se encuentran alejados de los nucleos urbanos, libres de los grafittis y la falta de civismo.

La toma de la capital

En Madrid, las tácticas defensivas del bando republicano pueden apreciarse gracias a las parejas de fortines aún existentes que en su día formaron el primer cinturón que discurría por las zonas de Hortaleza, Mataespesa, Pozuelo, Fuenlabrada, Getafe y Vallecas. O los que constituyeron la segunda linea, el cinturón sur que recorría el borde del Manzanares, por la zona de Perales del Río, la depuradora Sur y Rivas. En este último se pueden observar posiciones estratégicas excavadas en el propio terreno, como algunas trincheras que aún se mantienen casi como el primer día, debido a que la dureza del material donde fueron construidas, argamasa yesífera con fragmentos de mica, ha conservado sus formas.

Por otro lado, aún es posible encontrar fortines en la mismísima ciudad de Madrid. En el Parque del Oeste hay varios, destacando la torre fortificada situada cerca del Puente de los Franceses, o los cerca de veinte fortines que quedan semienterrados alejados de los caminos en la Casa de Campo. Sin embargo, el mayor patrimonio se encuentra fuera de la capital, en los campos de la región donde se libraron las batallas decisivas de Jarama y Brunete.

El 20 de julio de 1936 fracasó en Madrid la rebelión del bando sublevado. Esta victoria de la República partió en dos las zonas controladas por los insurgentes, la situada al norte en Castilla León gobernada desde Burgos, y al sur la zona de Cádiz que en poco menos de un mes se extendía más allá del Alcázar de Toledo. Sin embargo, la República no aprovechó la división y el 14 de agosto, un mes despues del alzamiento, el coronel Yagüe unía el territorio sublevado. De esta forma, Madrid era el bastión republicano que soportaría casi 3 años de asedio del ejército nacional.

El 6 de febrero de 1937 comenzó la ofensiva del Jarama, donde el bando nacionalista intentó rodear y aislar Madrid. El plan era tomar Arganda del Rey para después virar hacia el norte y conquistar Alcalá de Henares. De este modo, quedaría cortada la comunicación con Valencia. Sin embargo, el general republicano Miaja detuvo la ofensiva nacional y salvó Madrid del aislamiento total. De aquella batalla han quedado innumerables restos, aunque la mayor parte destrozados.

El patrimonio de la Batalla del Jarama se puede localizar en toda la zona sur de la región, desde Aranjuez a Rivas Vaciamadrid. Entre los cientos de restos localizados, muchos se pueden encontrar en Aranjuez como, por ejemplo, en Algodor y Las Infantas, así como en La Poveda, Arganda del Rey; el Cerro de Los Ángeles o la famosa Colina del Suicidio, la fábrica Portland y Pingarrón, en Morata de Tajuña. También destacan los municipios de Rivas y San Martín de la Vega, y junto a ellos otros lugares como Chinchón, Titulcia y Ciempozuelos.

Sin embargo, los combates continuaron tras esta batalla. En verano los republicanos lanzaron la ofensiva de Brunete con el fin de reducir la presión nacionalista sobre Madrid. Las tropas dirigidas por los coroneles Rojo y Matallana consiguieron abrir una brecha entre las tropas franquistas, pero un desesperado ataque aéreo del bando sublevado logró extremar la prudencia republicana, permitiendo así al general Varela lanzar un contraataque que restableció las lineas del frente.

Parque Histórico del Jarama

En mayo de 2004 el grupo socialista, apoyado por el resto de la oposición, realizó una Proposición No de Ley en la Asamblea para la declaración de Bien de Interés Cultural del Parque Histórico del Jarama. El motivo era conservar el patrimonio de un "episodio histórico de manera que estuviera desprovisto de carga política", como ha hecho Francia en sus homenajes a las batallas de Dunkerke y Waterloo o Estados Unidos, que rememora su Guerra Civil en Gettysburg.

La declaración del Parque Histórico del Jarama tiene como fin catalogar los restos para evitar su desaparición con el paso del tiempo, además de crear un museo donde se exponga todo lo relacionado con el combate. Habría una ruta en jeeps, cursos de verano, seminarios y estudios históricos. La propuesa fue rechazada, pero está previsto que en 2007, con motivo del 70 aniversario de la batalla, el grupo vuelva a solicitar la declaración, que de no ser aprobada formaría parte del programa electoral socialista.

Según Antonio Chazarra, diputado socialista que promociona la iniciativa, este parque histórico supondría "visión dialéctica de la Historia, sin revisionismo político, para conservar el patrimonio cultural y superar juntos cualquier herida del conflicto".

Esta batalla -"infravalorada frente a la del Jarama", según Javier Rodriguez- dejó muchos restos en esta parte de la región. Destaca el municipio de Brunete, con restos como el de Las Rosas y el de la salida a Villaviciosas. Junto a ellos, Valdemorillo, Quijorna, Las Rozas, Villanueva del Pardillo, Navalagamella, Robledo de Chavela, y por supuesto, Fresnedillas. Según el trincherista, este último lugar dispone de los restos mejor conservados de toda la región: La Longuera, El Llano y la carretera de Zarzalejo atestiguan la importancia de este municipio, donde se puede contemplar la táctica nacional de concentración de fortines defensivos en puntos de alto interés estratégico, a diferencia de las largas lineas republicanas de parejas de fortines.

Por otro lado, la Sierra fue el otro frente de Madrid. Aunque los combates fueron menos intensos, se conservan importantes vestigios de la guerra. No obstante, tras setenta años de aquella lucha aún se puede contemplar la linea de trincheras que va desde Somosierra hasta Guadarrama, pasando por La Granja. Una linea de combate de más de cien kilómetros que es visible incluso desde el aire. Sin embargo, no es lo único interesante en esta cadena montañosa. En Guadarrama es posible encontrar fortines muy bien conservados en el Alto del León, el Cerro Sevillana y Los Molinos, entre otros emplazamientos. También hay restos destacables en Peguerinos, en el cerro Don Pepito de Piñuecar y en Prádena del Rincón, donde se conservan en perfecto estado los fortines del cerro Pelado y los situados al este del municipio.

En aquellos lugares donde hubo combates es posible encontrar también armamento de la batalla. Municiones y espoletas de granadas son los artefactos "más abundantes", aunque también es posible hallar otros restos como cerrojos de fusiles e incluso alguna insignia oculta por la maleza y la tierra. La presencia de minas es inexistente, dado que casi no fueron utilizadas en el frente, y los proyectiles cargados sin detonar brillan por su ausencia. Aunque es posible encontrar aún algún proyectil, probablemente los que fueron lanzados con el seguro puesto por las prisas o rebotaron por la falta de ángulo, suelen estar rotos y son inofensivos tras haber sufrido el paso del tiempo. Setenta años despues, nadie recuerda ningún accidente en la región.

http://www.madridiario.es/mdo/reportajes/reportajesmadrid/guerracivil-150406.php
usuario
12/07/2006 07:35:09
Qué bueno el artículo que has recopilado.
Mostrando del 1 al 2

-AÑADE AQUI TU COMENTARIO-
Foros > Rastro de Madrid > Patrimonio de una guerra



(C) AAVV El Espinillo 2003

© Designed by DreamTeam